LÍNEAS DE PRODUCTO

SITIOS

Buscador Simpla

Home | Sobre ELEA | Trayectoria
Volver

TRAYECTORIA

Al servicio de la salud

El Laboratorio Elea comenzó su actividad hace ya más de 60 años. Más exactamente el 30 de Diciembre de 1939.

Desde sus comienzos se destacó por el desarrollo de productos de alta complejidad, como la hormona estimulante de la corteza adrenal (Acthelea). A fin de obtener las hipófisis (materia prima) necesarias para su procesamiento, instaló su primer planta en el barrio de Mataderos. Muy pronto, instaló también un Bioterio, cuyos animales sirvieron tanto para la experimentación de nuevos productos como para el control de calidad que garantizara los fármacos comercializados. Este Bioterio, dotado con diferentes especies de animales, fue orgullo de la industria farmacéutica argentina y proveyó a los más importantes centros de investigación del país

Desde nuestros comienzos, el campo de investigación y desarrollo tuvo un rol muy destacado.

Con la creación del Departamento de Desarrollo (actualmente, Dirección de Investigación y Desarrollo) se comenzaron a sintetizar neurohormonas como el factor liberador de tirotrofina que se comercializó con el nombre Trhelea 200 y el factor liberador de luteotrofina, denominado Luteoliberina (un trabajo por el que fueron galardonados con el premio Nobel de medicina los doctores Guillemin Roger y Schally Andrew, ambos de EE.UU). Muchos años han pasado, y hoy el laboratorio continúa con la misma pasión y empuje por la investigación. Con orgullo, podemos decir, que hoy, sesenta años después, estamos iniciando en Argentina un ensayo clínico Fase I en un proyecto de desarrollo de vacunas oncológicas a partir de gangliósidos.

A través de los años, muchos hitos fueron alimentando la historia de nuestro laboratorio y acrecentando su imagen de empresa de primer nivel en la industria farmacéutica: la presentación del primer fibrato usado en Argentina contra las dislipemias, Elpi 500 , el primer antiherpético bajo el nombre comercial de Lisovyr , marca actualmente líder del segmento, el primer úteroinhibidor específico, Ritopar . En el campo de las parasitosis estuvo siempre a la vanguardia con una línea de primera elección para las enteroparasitosis más frecuentes en nuestro medio.

En 1973, el que hasta entonces fuera el Laboratorio Endocrínico Argentino S.R.L. se transforma en sociedad anónima con su nombre actual: Laboratorio Elea S.A.C.I.F.yA.

En 1990, integrada al actual grupo empresario, Elea renovó su compromiso con la salud y el cuerpo médico al incorporar modernos métodos de producción, nuevos productos y nuevas estrategias de comercialización, acompañándolos con una renovada imagen institucional y acuerdos estratégicas con otras compañías del sector.

Desde ese momento, Elea, continuó con más fuerza aún, introduciendo en el mercado farmacéutico argentino resonantes novedades terapéuticas, como es el caso de Enper, (AZT - zidovudina), antiviral usado en el tratamiento de pacientes con SIDA, y en el área de biotecnología, IOR T3 , un anticuerpo monoclonal para la prevención y tratamiento del rechazo agudo en transplante de órganos, Pronivel, eritropoyetina recombinante humana. De este modo, el área de biotecnología, se ha ido posicionando entre las más importantes y promisorias del laboratorio, constituyéndose recientemente como división.

El fin de este milenio, encuentra a nuestra empresa en un crecimiento sostenido, con la consolidación de todas sus Divisiones:

A todos nos une una misma filosofía: Ser mejores cada día. Por un mejor nivel de Salud